lunes, 12 de noviembre de 2012

Hasta que no es demasiado tarde







En este país se sigue reaccionando tarde ante los conflictos y los problemas. Hasta que el conflicto no ha llegado al máximo y las personas implicadas no se encuentran al borde del abismo, no nos ponemos las pilas. El ejemplo más reciente son los desahucios. Han sido miles de familias desalojadas de sus casas, miles de historias de conflicto personal y vital por el hecho de quedarse sin vivienda o en otros casos sin su pequeño negocio  por no poder pagar, lo que a su vez ha sido causado por una crisis económica en la que no tienen responsabilidad. 


No ha sido hasta después de dos suicidios que los partidos políticos mayoritarios han comenzado a pensar en la necesidad de tomar medidas. No les han valido las movilizaciones ciudadanas ni las plataformas contra los desalojos. No ha sido hasta que la desgracia ha sido sonada y trágica que han comenzado a plantear el problema un poco más en serio. La cultura política y del conflicto hace que hasta que no es demasiado tarde no nos demos cuenta de la gravedad de las situaciones. No es hasta que el conflicto ha escalado hasta el límite y ya ha causado estragos que nos ponemos a buscar soluciones. Si hubiese más cultura de la prevención, del diálogo y del pensamiento en colectivo, seguramente no haría falta lamentar daños, y en el caso de los desahucios, no habría hecho falta hablar de dos suicidios por no poder hacer frente a un problema que con diálogo se hubiera podido afrontar de forma satisfactoria y sin daños tan importantes. 

Si todos y todas reaccionamos a tiempo, muchas desgracias se pueden evitar. Si hacemos uso del diálogo y somos capaces de pensar un poco en quienes tenemos delante, entonces y solo entonces nuestras vidas no se verán paralizadas. Un conflicto que puede ser cogido a tiempo en el 90% de los casos suele ser muy fácil de solucionar. Si crees que es imprescindible que reaccionemos antes de que los problemas lleven a consecuencias desastrosas y que aprendamos a prevenir los conflictos, entonces verás importante compartir este mensaje y ayudar a fomentar la cultura del diálogo y la resolución pacífica y preventiva de los problemas. Todos y todas saldremos beneficiados de ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario