jueves, 19 de abril de 2012

El perdón del rey



(video: Youtube)
Pedir disculpas es un paso importante hacia la resolución del conflicto.
Pedir disculpas no es fácil y requiere de un gran esfuerzo y de una actitud positiva, aunque sea en pro de un interés superior. Hacerlo es un gesto que engrandece, ya sea el rey o ya sea un humilde mendigo que duerme en un cajero. No solo supone admitir que se ha cometido un error sino que también significa que se da cuenta del daño o del perjuicio que ha podido causar con este error a la otra parte.

 
(Foto: El Mundo)

En contrapartida, la parte perjudicada debería completar el proceso de la disculpa con el reconocimiento a quien se aflige por lo que ha hecho. Debe reconocer y valorar el esfuerzo importante que ha hecho al hablar de sus errores, aunque se pueda pensar que es una obligación, máxime si se trata de una figura pública y con ciertas responsabilidades políticas. Cumplir con la obligación no exime de valorar de manera positiva que se ha cumplido con la misma y que se acepte que ha actuado de forma adecuada. De esta manera, el reconocimiento mutuo ayuda a que la polémica, el perjuicio o el conflicto bajen en intensidad, facilitando la llegada a un acuerdo y la desactivación del mismo.

Enlace a la noticia de El Mundo de ayer 18 de abril:

El Rey pide perdón por su viaje de caza en Botsuana: 'Lo siento mucho. No volverá a ocurrir' | España | elmundo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario