viernes, 20 de abril de 2012

Conflictos olividados contra conflictos compartidos


(Foto: Logotipo de Abraza, Asociación de familias con niños con Autismo y TGD (Trastorno General del Desarrollo))

¿Qué está ocurriendo en el Sahel?¿Y en Sudán?¿Quién fue Rosa Parks?¿Qué significa YPF? ¿Y qué tienen en común todas estas preguntas?¿Qué es el copago?¿Qué es la asociación Abraza de Córdoba?

Hoy estaba buscando una noticia para comentar, en la que se hablara del conflicto para poder hacer una reflexión al respecto. Obviamente, he encontrado muchas noticias, todas ellas diferentes pero que tienen en común una idea: el conflicto es inherente a las relaciones humanas, ya sean personales, sociales o políticas.
Pero otra idea me viene a la mente: ¿cómo influye el hecho de que un conflicto sea conocido por más personas, además de las partes implicadas?, ¿Cómo puede este hecho facilitar el camino hacia su transformación en positivo?. 

Cuando un conflicto es conocido en nuestro entorno familiar, social, a nivel ciudadano o incluso político, es más fácil sentirse acompañado y encontrar apoyos, para uno u otro bando. Sentirse acompañado en el problema ayuda a no vivir solos o solas este mal trago. Además, normalmente, al ser compartido con otras personas, estas pueden aportarnos ideas o iniciativas desde fuera y de manera más objetiva. Sin embargo, cuando un conflicto no es conocido ni compartido, al trauma que este supone para las partes hay que añadir el sentimiento de desamparo de saber que nadie comparte nuestra situación y que nadie nos va a (poder) ayudar a transformar el conflicto. 

Cuando en los medios de comunicación se habla de la desaparición de un niño, de una muerte violenta, de la negociación de un convenio, de una guerra incipiente en un país lejano, las partes implicadas en este conflicto suelen sentirse aliviadas porque tal vez, alguien de fuera pueda venir a echarles una mano. Cuando en los medios de comunicación deja de ser moda, o no se hacen eco de la noticia, entonces la oscuridad vuelve a cernirse sobre las partes y se convierte en un conflicto olvidado que volverá a dormir en un cajón hasta que algún dia, nuevamente, vuelva a convertirse en noticia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario