miércoles, 8 de febrero de 2012

El Gobierno continúa con el debate de la reforma laboral y busca el voto de CiU | Política | EL PAÍS


(Foto: El País)

Abstrayéndonos del tema de la noticia en sí, que es la reforma laboral, y de qué partidos políticos protagonizan el titular, hay que destacar como buena noticia el hecho que un partido con mayoría absoluta en el congreso quiera buscar apoyos más allá de sus propios votos, que ya serían suficientes para aprobar cualquier ley o propuesta. Que el Partido Popular quiera pactar con CiU la reforma laboral, sin entrar en valoraciones sobre ésta, es positivo ya que no supone una política de rodillo sino de diálogo, aunque sea por puro y duro interés. Los intereses siempre son los que dominan los conflictos y los que en definitiva condicionan los pactos.
Analizándolo politológicamente, el PP podría ignorar a CiU para sacar adelante la reforma pero sabe este último necesita el apoyo del PP en Cataluña. Por otra parte, en un futuro el PP posiblemente necesitará a CiU si gana una segunda legislatura sin mayoría absoluta. Además este movimiento le permitir transmitir cierta imagen de diálogo, contraria a la que había dado durante el gobierno de Zapatero. Lo que se siembra hoy, puede que nos sirva para alimentarnos mañana, y el diálogo siempre es una muy buena semilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario