sábado, 7 de enero de 2012

El Ejército de EE UU rescata un barco iraní secuestrado por piratas





(Imagen: El País)

Que Estados Unidos rescate un barco iraní es un pequeño grano de arena en el desierto, pero al fin y al cabo, no deja de ser un pequeño grano de arena. Tampoco se puede festejar a lo grande lo que seguramente no es un gesto de distensión sino una demostración de fuerza para (im)presionar a Irán. De todos modos, los gestos de distensión son claves a la hora de resolver un conflicto. Si una de las partes muestra a la otra su buena voluntad e incluso es capaz de ponerse en su piel, es posible que el grado de conflicto disminuya algunos grados.  Por otro lado, hay que tener en cuenta que en un conflicto casi siempre hay una tercera parte que sale perjudicada, como son los pescadores iraníes en este caso o los hijos en una de ruptura de pareja. La “política en mayúsculas” o las disputas entre los progenitores no debería traer consecuencias negativas a los que menos culpa tienen.


El Ejército de EE UU rescata un barco iraní secuestrado por piratas | Internacional | EL PAÍS

No hay comentarios:

Publicar un comentario